¿Por qué las empresas hacen auditorías externas?

Auditoria externa

Para conocer la razonabilidad de las cifras contenidas en los estados financieros de una empresa, la mejor manera de hacerlo es por medio de una auditoría externa.

Este mecanismo tiene unas características especiales y unas ventajas que te explicaremos a continuación.

 Lo primero que debemos saber es que una auditoría externa es una auditoría periódica realizada por un profesional calificado independiente a la organización que solicita la revisión. El principal objetivo de este proceso es determinar si los registros contables están completos y son precisos. Es la forma para asegurarse que la contabilidad de la empresa refleja la situación económica de la misma. Asimismo sirve para que los documentos financieros cumplan con las normas y leyes establecidas.

En cuanto al profesional que revisa o sea el auditor, cabe destacar que debe ser imparcial al momento de revisar los estados financieros, informar al comité de auditoría compuesto por ejecutivos de la empresa. Además, evalúa los registros de nómina, contabilidad y compras.También analiza los préstamos y las inversiones financieras de la organización para identificar cualquier irregularidad. Los auditores internos y externos suelen tener las mismas técnicas de auditoría; sin embargo, un auditor interno se centra más en los procedimientos de control interno y la gestión de riesgos.

 

¿Por qué las empresas hacen auditorías externas?

 

Las compañías recurren a la auditoría externa por una razón principal: tener una evaluación objetiva de la situación financiera de la empresa. Como los auditores no tienen ninguna relación con la empresa, no están sesgados de ninguna manera lo que significa que pueden ser objetivos a lo largo del proceso. Esto se traduce en datos precisos para evaluar el progreso o la falta del mismo.

Cuando las empresas contratan auditores externos, deben asegurarse que el auditor no sea un pariente de un amigo del propietario, empleado o gerente. En el caso de que la compañía auditada esté cotizando en bolsa es importante que el auditor no tenga relación con la misma, no tenga acciones ni tenga participación en el capital de ninguna de las empresas subsidiarias.

 

También te puede interesar: 7 beneficios de contar con un software para auditoría


Ventajas 

Como propietario de una empresa, una auditoría externa puede parecer un servicio costoso e innecesario. Si bien una compañía no tiene la obligación de realizar una auditoría externa, sí suma valor por las siguientes razones: 

 

Identifica debilidades en el control interno

 Verificar los estados e información financiera de la empresa no es la única tarea de la auditoría, también sirve para revisar que el proceso utilizado para reportar y compilar la información financiera tenga suficientes controles internos para reducir la posibilidad de información errónea o fraude. 

La revisión de los controles internos tiene en cuenta el rastro de trámites del documento financiero, los sistemas financieros utilizados para procesar los documentos y la separación de funciones entre los empleados que manejan los datos financieros.

 

Credibilidad de los estados financieros

Los estados financieros que han sido auditados y verificados de manera externa se consideran más confiables en el mercado empresarial que aquellos que no lo han hecho. Los prestamistas, inversores y clientes potenciales a menudo requieren estados financieros auditados antes de tomar la decisión de trabajar con la empresa. 

El conjunto de estos registros auditados le brinda a los diferentes actores cierta seguridad de que la empresa goza de una buena salud económica y que los estados financieros están libres de errores importantes y de que no se han cometido fraudes que impacten las cifras financieras. Esto además es trascendental al momento de que la empresa solicite un préstamo a un banco o entre en una ronda

de inversión.

 

Punto de vista imparcial

Los auditores externos están específicamente capacitados para enfocarse en recomendar ajustes y mejoras a los procesos comerciales a fin de reducir la cantidad de riesgo de presentar información financiera errónea. Un auditor externo trabaja con el único propósito de mejorar el negocio. Además, al no tener una relación directa con la compañía puede ser más directo y honesto que los empleados que pueden sentir cierto temor al dar un comentario negativo sobre algún proceso dentro de la empresa.

 

Proporciona un informe completo

El informe que resulta de la auditoría externa incluye la opinión sobre la razonabilidad de las cifras de manera simple, lo que ayudaría a la dirigencia o altos ejecutivos a tomar acciones correctivas con respecto a cualquier proceso deficiente que afecte los estados financieros. También brinda a los propietarios, directivos, ejecutivos y altos mandos la oportunidad de trabajar en estrecha colaboración con los auditores para observar el proceso contable con un ojo crítico y trabajar para realizar mejoras.

 

Identifica debilidades

Después de examinar adecuadamente el informe de auditoría, la dirección de la empresa puede decidir si alguno de los procesos necesita ajustes. Esto ayudaría a comprender la debilidad del proceso y la dirección tomará las medidas correctivas correspondientes.

Ahorro en tiempo y recursos

Como el informe mostrará los errores e ineficiencias de algunos procesos, la empresa podrá trabajar en estos aspectos para mejorarlos lo que se reflejaría en el ahorro de tiempo y dinero.  La empresa podrá enfocar y elevar adecuadamente el departamento donde se debe realizar la mayor parte del trabajo. Esto ayudaría a la rentabilidad ya que la empresa tendría acceso a un número más significativo de empleados y recursos y también abordaría el problema del desempleo inhabilitado en la empresa.

 

Limitaciones de la auditoría externa

Como hemos mencionado durante todo el artículo, la auditoría suele ser más imparcial que las internas, pero esto no significa que no esté exenta de limitaciones. Es por eso que puede ser útil tener una variedad de tipos de auditorías realizadas por diferentes profesionales a lo largo del tiempo. 

  • Estas son algunas limitaciones de la auditoría externa: 
  • Las auditorías externas a veces pueden tener un costo elevado para las pequeñas empresas.
  • La confidencialidad puede ser motivo de preocupación.
  • Hay que educar al auditor externo sobre la empresa.
  • Las auditorías externas requieren mucho tiempo y saltos de obstáculos.

 

Tipos de auditorías

Aunque la auditoría externa está pensada para revisar el estado financiero de una empresa, también puede implementarse para la investigación de otros aspectos. En ese orden de ideas podemos encontrar diferentes tipos de auditorías externas tales como: 

Cumplimiento: las auditorías de cumplimiento garantizan que se sigan las políticas y procedimientos internos.

Operacional: las auditorías operacionales examinan los procedimientos comerciales y cómo afectan las finanzas.

Sistemas de información: las auditorías de sistemas de información abordan todas las operaciones de la empresa relacionadas con la red y las computadoras.

Producto: los auditores pueden examinar sus productos en busca de defectos y otras inquietudes.

 

Algo que se debe tener en cuenta al momento de realizar una auditoría externa es la integridad y experiencia de la firma o del auditor. Sin estas dos características es probable que la auditoría no muestre la verdadera situación de la empresa, lo que puede repercutir en un gasto más para realizar nuevamente la auditoría y en continuar con procesos deficientes.

Lo anterior debe complementarse de la siguiente manera. Por un lado, que los directivos, ejecutivos o administradores deben estar abiertos a las críticas, ser muy receptivo y empático con los comentarios que el auditor realice. Los auditores, por su parte, deberán mantener su compostura y evitar los juzgamientos venidos desde las emociones.

Otro aspecto en el que debemos fijarnos al contratar es que la persona o la firma se mantengan al día con la tecnología. Cuando se adopta la tecnología, los auditores pueden aportar un mayor valor y una auditoría más completa.

Si estás buscando una manera segura y rápida para hacer auditorías externas o internas, en Auditbrain te ofrecemos un software con el que podrás desarrollar cualquier auditoría de manera rápida y en cumplimiento con las normas y estándares internacionales como las NIA. 

El software cuenta con Balanceadores de carga, autoscaling, cloudwatch, y Certificados SSL que dan cumplimiento a los estándares internacionales de seguridad, está disponible las 24 horas del día  y no tiene costos por mantenimiento actualizaciones o soporte.

¡Conoce más haciendo click aquí!

Enviar Mensaje
👋 Hola, hablemos por WhatsApp
Bienvenid@ 👋
En este espacio podemos ayudarte con cualquier pregunta que tengas.