Estados financieros según las Normas Internacionales de Contabilidad

Tipos de estados financieros

 

En cualquier empresa es indispensable conocer los estados financieros, pero para quienes no están metidos en el mundo empresarial o de contabilidad, esos estados pueden resumirse en hay o no hay plata. 

 

Anteriormente en Colombia, las empresas podían presentar diferentes tipos de estados financieros, pero desde el 2009 cuando se promulgó la Ley 1314, el país aceptó los estándares internacionales de contabilidad, haciendo obligatorio la presentación de los estados financieros bajo la NIC-NIIF.

 

Pero antes de entrar en detalle a explicar la estructura y contenido de los estados financieros bajo la Norma Internacional de Contabilidad, es importante tener en cuenta una serie de conceptos técnicos que la norma establece. 

 

Materialidad: Este concepto se refiere a la prohibición de ocultar información significativa con el pretexto de que no es relevante o agrupar partidas de naturaleza o función diferenciada. El principio de materialidad es definir si la omisión o inexactitud de las partidas (individuales o en grupos) influye en las decisiones económicas de los usuarios. 

 

Presentación razonable: los estados financieros deben brindar una imagen del desempeño, la situación financiera y los flujos de efectivo de una empresa. Además, debe detallarse el efecto que las diferentes transacciones realizadas por la entidad, hacer mención de sucesos o eventos de manera fidedigna. 

Hipótesis de negocio en marcha: Aquí se evalúa la capacidad de la empresa para continuar operando y con base a esta hipotética situación se deben preparar los estados financieros. En caso de que existan dudas sobre la continuidad de la entidad debe revelarse en el informe o nota. 

Base contable de acumulación: la información contable que se va a presentar debe estar fundamentada bajo la base contable de acumulación o devengo. Es decir, que las partidas cumplen con las definiciones de activos, pasivos, ingreso o gasto.

Comparabilidad: Para la presentación de los tipos de estados financieros, la Norma Internacional de Contabilidad establece que debe haber información que permita comparar la situación de una empresa de un periodo a otro. Como mínimo debe presentarse los datos del periodo actual y anterior. Allí también deben estar relacionados los importes de los estados financieros como también cambios o situaciones legales o de indemnización. 

En este caso, la empresa deberá presentar los estados financieros: 

  • Al cierre del ejercicio corriente.
  • Al cierre del ejercicio anterior.
  • Al inicio del ejercicio comparativo más antiguo.

Uniformidad de la información: Las partidas que la empresa presente deben ser homogéneas tanto en su estructura como en clasificación para que los usuarios que revisen dichos estados financieros entiendan lo que ha sucedido de un periodo a otro. En caso de que hayan cambios en el tipo de actividad debe ajustarse la estructura teniendo en cuenta la reclasificación de importes comparativos. 

Compensación entre partidas: La NIC 1, establece que una empresa no puede realizar compensaciones entre gastos, activos, pasivos e ingresos a menos que alguna norma internacional lo permita de manera específica o lo requiera. 

Frecuencia de la información: Para mayor coherencia y conocer bien la situación de una entidad, los estados financieros deben presentarse, al menos, cada año. Asimismo, los estándares internacionales no aceptan que se informe sobre períodos de 52 semanas que correspondan a diferentes años 

Estructura de los estados financieros según la NIC-NIIF

Como el objetivo principal de los estados financieros es revelar información sobre la situación financiera de una empresa, los informes que se presenten bajo esta normativa contienen: 

 

Estado de situación financiera

Las partidas que se presentan en este apartado se arman con base a la siguiente información: 

  • Inmovilizado material
  • Inversiones inmobiliarias;
  • Activos intangibles;
  • Activos financieros a excepción de los importes de inversiones contabilizadas, deudores y otras cuentas por cobrar, efectivo y otros medios líquidos equivalentes.
  • Inversiones contabilizadas utilizando el método de la participación.
  • Activos biológicos.
  • Existencias.
  • Deudores comerciales y otras cuentas a cobrar;
  • Efectivo y otros medios líquidos equivalentes;
  • Acreedores comerciales y otras cuentas a pagar.
  • Provisiones.
  • Pasivos financieros, a excepción de acreedores comerciales y provisiones. 
  • Pasivos y activos por impuestos corrientes, según lo establecido por la NIC 12 Impuesto sobre las ganancias.
  • Pasivos y activos por impuestos diferidos, según la NIC 12.
  • Pasivos incluidos en los grupos enajenables de elementos clasificados como mantenidos para la venta de acuerdo con la NIIF 5.
  • Intereses minoritarios, presentados dentro del patrimonio neto.
  • Capital emitido y reservas atribuibles a los propietarios de la dominante.

 

Distinción entre corriente y no corriente

La organización debe presentar los activos corrientes y no corrientes al igual que los pasivos corrientes y no corrientes. Todo esto como categorías separadas dentro de su estado de situación financiera. 

Un activo corriente es aquel que espera realizar el activo, se vende, se consume en un ciclo normal de explotación o se convierte en uno con fin de ser negociado. También entran aquellos que esperan realizarse dentro de los 12 meses siguientes a la fecha del ejercicio que se está trabajando. 

Un activo corriente también es aquel que está para ser intercambiado o usado para cancelar un pasivo dentro de los 12 meses a partir de la fecha del ejercicio que se informa. 

Un activo no corriente vendrían siendo los activos tangibles, intangibles y financieros que por su naturaleza son a largo plazo. 

En cuanto a los pasivos corrientes están definidos como aquellos pasivos que espera cancelar en un ciclo normal de explotación, se mantiene con un fin de negociación o es liquidado dentro de los 12 meses siguientes a la fecha del ejercicio. 

Los pasivos no corrientes pueden ser las cuentas comerciales por pagar y otros pasivos devengados por costes de explotación o costes de personal.

 

Estado del resultado global

Aquí las empresas deben revelar todas las partidas de ingresos y gastos en un ciclo o periodo que por lo general es de 12 meses. En este estado se reflejan datos como: 

  • Ingresos ordinarios.
  • Costes financieros.
  • Participación en el resultado del ejercicio de las asociadas y negocios conjuntos que se contabilicen según el método de la participación.
  • Gasto por impuestos.

Asimismo, se debe mostrar un único importe que comprenda el total de:

  • El resultado después de impuestos de las operaciones interrumpidas y
  • Las ganancias o pérdidas después de impuestos reconocidas por la valoración a valor razonable menos los costes de venta, o por la enajenación o disposición por otra vía de los activos o grupos enajenables de elementos que constituyan la actividad interrumpida;
  • El resultado del ejercicio
  • Participación en el resto del resultado global de las asociadas y negocios conjuntos que se contabilicen según el método de participación.
  • Resultado global total.

 

Estado de cambios en el patrimonio

Este estado financiero es el que más le interesa a los inversionistas y accionistas de una empresa, pues en este informe se detalla la contribución de los accionistas, el movimiento en el patrimonio y saldo patrimonial al final del período contable.

La información que se muestra incluye la clasificación del capital social, el capital social total, las ganancias retenidas, el pago de dividendos y otras reservas estatales relacionadas.

Es importante mencionar que este estado financiero es el resultado del estado de resultados y el balance general. Básicamente, si el estado de resultados y el balance general se preparan correctamente, el estado de cambio en el patrimonio también se corregirá.

 

Estado de flujos de efectivo

El estado de flujo de efectivo es uno de los tipos de estados financieros que muestra el movimiento del efectivo de la empresa durante un período. Esta documento ayuda a los usuarios a comprender cómo es el movimiento de efectivo en la entidad.

Hay tres puntos claves dentro de este estado financiero; el flujo de efectivo de la operación, el flujo de efectivo de la inversión y el flujo de efectivo de las actividades de financiación.

Ejemplificamos lo anterior para entenderlo mejor. El flujo de efectivo de las actividades operativas son las que nos permiten saber cuánto efectivo genera una entidad a partir de una operación. En general, la información que se muestra con base en el método de flujo de efectivo incluye métodos directos e indirectos.

Como mencionamos anteriormente, estos son los estados financieros que rigen en Colombia, ya a nivel internacional son cuatro los informes que por regla general toda compañía debe presentar, sin embargo es posible que cada país tenga sus propios estados por lo que no se debe tomar esta información como guía única.

Y si te estás preguntando cuál estado financiero es más importante, la respuesta es que cada uno de los estados financieros puede ser el más importante en diferentes casos pero depende de las necesidades de cada empresa y de quien solicite el estado. En ese caso, a un inversor o accionista le interesará más el estado de flujo de caja que el balance general. 

Además, estos estados al ser documentos públicos deben ser concretos para que el público en general pueda entender lo qué pasa con una empresa. 

Además, los diferentes tipos de estados financieros, no solo sirven para revelar el estadio económico de una empresa, también son fundamentales para realizar auditorías. Estos informes son los que el auditor analiza para dar su opinión y comunicar si existen inconsistencias en la situación económica de la entidad. 

Si quieres conocer más sobre auditorías y estados financieros te invitamos a visitar nuestro blog

Enviar Mensaje
👋 Hola, hablemos por WhatsApp
Bienvenid@ 👋
En este espacio podemos ayudarte con cualquier pregunta que tengas.